Te mostramos las obras que hemos recibido de nuestros usuarios ordenadas por género o por formato. Si quieres, puedes publicar la tuya

Colaboraciones

la duda

Publicado por taulp en 31 de Mar de 2003 - 08:14 AM

En la vida sólo hay dos tipos de personas: las que se tiran y las que se dejan caer...
Estaba plenamente convencido de ello. Y con este sencillo principio gobernaba su vida de la misma manera que se gobierna una pequeña chalupa en medio de un huracán, sólo a veces.También tenía pleno convencimiento que, a sus treintaitantos, él aún no había resuelto en qué categoría estaba incluido. Hacía ya algún tiempo que había determinado resolver el enigma que, para él, queda claro que se trataba de un interrogante vital. No era una duda banal, no creáis. Eso determina una actitud ante la vida, ante los demás, ante todo.Imaginaos: Te encuentras un día en el suelo. No importa por que razón. La gente te mira. La situación es realmente embarazosa, ridícula. Te levantas, te limpias las rodillas del polvo de la calle y ahí, justo en ese momento, tienes dos opciones, dos opciones que marcaran lo que los demás entiendan que eres tú, lo que tú harás después de ver o ignorar su reacción. Lo que decíamos, eso determina una actitud ante la vida, ante los demás y ante todo.Podrás girarte, señalar con convicción cualquier socavón o arruga del piso y hacer obvio a todo el mundo que fue eso lo que te hizo caer; o levantarte de un salto y decir, con los brazos extendidos en aspavientos “no pasa nada”, “no importa” o decir algo así como “hay que ver en éste mundo lo que hay que hacer para que a uno lo tengan en cuenta”, e irte, sin mirar atrás, y sin hacer caso al dolor creciente en tu rodilla. Total, que en la vida o son los otros o soy yo quien decide cuando termino en el suelo. Ese es el tema. Y eso, pero él aún no lo sabe, se va a resolver en tan sólo veinticuatro horas.Era un domingo cualquiera. Un domingo de esos sin despertador y sin prisas. Hacía ya quince minutos que estaba despierto. Tampoco tenía resuelta la duda de si es de los que les gusta remolonear en la cama hasta hacerse uno con el colchón o si necesita ponerse en marcha con sólo abrir un ojo. Así que simplemente dejaba pasar el tiempo. Sin atosigarse y también, hay que añadir, sin disfrutarlo.El letargo terminó de repente cuando un tremendo golpe se oyó en la parte exterior de la pared de su casa. Se levantó de un salto y abrió la persiana con las prisas y la precaución que da el miedo. Allí, al lado de su ventana había un hombre con cuatro ventosas atadas a sus extremidades subiendo la pared como un spiderman de “Todo a 100”. Lo reconoció como a su vecino del piso de arriba.- Pero ¿qué hace, hombre? – le dijo- ¿No lo ve? Subiendo – contestó lacónico- ¡Ya! Pero, ¿qué no hay escaleras?- ¿Escaleras? ¿Quién las quiere las escaleras? Yo siempre subo así – y siguió el hombre subiendo lenta y fatigosamente hasta que lo vio entrar por su ventana y perderse- ¡Está loco! – pensó en voz alta. Pero su sorpresa no terminó allí, miró hacia abajo y vio a una mujer cruzando deprisa un semáforo. Sin pausa fue hacia el siguiente y lo volvió a cruzar cada vez con más prisa. Sin detenerse hizo lo propio con los otros dos semáforos que formaban la esquina y lejos de pararse, continuó dando vueltas, mirando de vez en cuando el reloj afligida por un evidente retraso.Al estar él en un primer piso, alcanzó a poder hablar con ella a gritos y le preguntó a qué venía ese cuento.- ¿No ve? – Le dijo ella señalando compulsivamente su reloj – Llego tarde y debo ir corriendo.- ¡Pero si no para de dar vueltas a los pasos de cebra de la misma esquina!, ¿Dónde va?.- No me entretenga, hombre. Mire, por su culpa ya se ha puesto el semáforo en rojo.No tuvo tiempo a la réplica ya que por la misma vía que se había puesto en rojo para los transeúntes bajaba una bicicleta, luego dos y tres. Tras ellos vinieron más. Los primeros circulaban por el correspondiente carril reservado para el tráfico en bicicleta pero en la medida que iban viniendo más, sobrepasaron necesariamente el carril bici e invadieron primero uno y más tarde también el segundo carril para coches. Todos iban haciendo sonar sus timbres.La perplejidad que imponía el momento a nuestro protagonista no le impidió echar mano otra vez del grito y preguntar si se trababa de una especie de manifestación y qué cosa se pretendía lograr con ese girigai. La densidad de bicicletas era tanta que algunos de ellos tuvieron que poner pie en tierra.- ¿Manifestación? – Contestó uno de los ciclistas.- No. Vamos a trabajar, como cada mañana.- ¿Todas éstas bicicletas, por la misma calle? ¿Es que acaso os conocéis, o trabajáis juntos?.- En absoluto.- contestó otro.- No conozco a nadie. Pero bueno, ¿qué hay de extraño?. Yo voy cada mañana a trabajar en bicicleta y éste es un atasco habitual a estas horas.Mientras el semáforo volvía a permitir reanudar el peregrino andar rápido de la mujer apresurada entre el embotellamiento de ciclos, el vecino de arriba volvía a bajar pared abajo, sacándose el sombrero a la altura de su vecino perplejo en una maniobra arriesgada.- Buenos días. A volver al trabajo.Sin entender nada, se quedó observando cómo el vecino giraba la esquina camino de su trabajo después de haberse quitado las ventosas y de haberlas guardado en su maletín de oficina. Las últimas bicicletas pasaron timbrando rabiosamente, mientras la mujer estaba ya por su quinta o sexta vuelta, maldiciendo los semáforos mientras no perdía de vista las manecillas de su reloj acelerado.Cerró la ventana y juzgó así, por encima, que las rarezas de cada uno le llevan a vivir de manera tremendamente extravagante. Pensó honestamente en si ese era un buen día para salir a la calle. Miró la cama de nuevo y lo tuvo claro.Me voy a tirar a la cama y, con suerte, caeré otra vez en el sueño. Dentro de veinticuatro horas, veremos lo que hacemos. FIN30 de març de 2003

 
Sólo usuarios registrados pueden publicar comentarios. regístrate/inicia sesión
  • mister-wong icon
  • del.icio.us icon
  • digg icon
  • furl icon
  • netscape.icon
  • yahoo_myweb icon
  • stumbleupon icon
  • google icon
  • technorati icon
  • blinklist icon
  • newsvine icon
  • magnolia icon
  • reddit icon
  • windows icon
  • tailrank icon
  • blogmark icon
  • simpy icon

Calificación

Nadie ha calificado este elemento todavía - sé el primero!

  • Currently 0/5 Stars.
Powered by Diseño grafico y web * Graphic design and web